Universidad de Chile
Ir al contenido
MENÚ
Ir al contenido

En Seminario Internacional:

Biocontroladores se posicionan como solución al control de enfermedades de la vid

Biocontroladores se posicionan como solución a enfermedades de la vid

Las enfermedades de la madera de la vid, entre las que se encuentra la denominada "brazo muerto", han ido en aumento y son responsables de importantes pérdidas económicas a nivel mundial. Académicos de la Facultad proponen uso de biocontroladores.

Publicado el martes 05 de mayo de 2015

Compartir:

Los académicos Jaime Montealegre, Luz María Pérez y Jaime Auger, de la Facultad de Ciencias Agronómicas desarrollan un proyecto que propone el uso y desarrollo de biocontroladores, los que además de controlar a los patógenos responsables de causar las enfermedades de la madera de la vid, promuevan tanto el desarrollo como la inducción de mecanismos de resistencia contra patógenos en la planta, tecnología que permite el cuidadodel medio ambiente.

Las enfermedades de la madera que afectan a las vides, causadas por  hongos, tienen preocupados a investigadores y productores del mundo. En Francia a estas patologías las han llamado la Filoxera del siglo XXI, haciendo directa referencia al parásito que devastó las viñas del viejo continente a fines del siglo XIX.

Estas enfermedades están presentes en todos los países con clima mediterráneo, incluyendo zonas de Estados Unidos y Canadá. Los especialistas plantean que las enfermedades de la madera, afectan entre un 12 y un 25% de la producción y progresan entre un 5 y un 7% por año. Hasta el momento no se ha encontrado ningún tratamiento eficaz curativo para revertir esta situación. Dentro de los patógenos que producen estas enfermedades se encuentran hongos del género Botryosphaeria Hasta el año 2001 en Europa, estas enfermedades eran  controladas mediante el uso de arsenito de sodio, pero a partir de esa fecha y de manera progresiva fue prohibido su uso en toda la Unión Europea por su altos grados de toxicidad para el ser humano y el medio ambiente.

En el contexto de una progresiva suspensión del uso de fungicidas de origen químico como el arsenito de sodio, en Europa existe hoy una tendencia, por buscar una solución en el control biológico de estas enfermedades.

En Chile, los académicos Jaime Montealegre, Luz María Pérez y Jaime Auger se encuentran desarrollando un el proyecto de investigación financiado por el Fondo de Fomento al Desarrollo Científico y Tecnológico (FONDEF), denominado “Desarrollo de una Herramienta Eficaz de Control Biológico con efecto protector elicitor contra infecciones causadas por Botryosphaeria spp. en Vitis vinífera”, que investiga justamente la factibilidad de controlar biológicamente a parte  de estas enfermedades de la madera de la vid. Cuentan con el apoyo de las empresas Viña Santa Rita, SOLMAX S.A., y la Viña Errázuriz S.A.

“Cuando se producen estas enfermedades en la madera, la planta empieza a morir parcialmente y el arrancar una parra muerta y plantar una nueva, es una de las soluciones que finalmente le dan los viticultores en la actualidad en Chile, Por lo tanto, la presencia de la enfermedad significa que la producción de uva vinífera disminuye significativamente. Posteriormente deben comprar nuevas parras y esperar un tiempo para que éstas sean productivas. Por tanto el problema  económico es muy importante”, explicó la Profesora Luz María Pérez.

El Profesor Jaime Montealegre señala que en Chile  promedio de la incidencia de estas enfermedades puede ir entre 25 y un 30 % en los viñedos de más de 7 años de edad lo cual se traduce en pérdidas económicas importantes y en una disminución de la vida del viñedo. En Chile  existen del orden de 143.000 hectáreas plantadas orientadas al vino y de 53.000 hectárea enfocadas a la uva de mesa. Se debe considerar que por lo general las expectativas de los productores es que las parras alcancen mínimo los 20 años de edad, lo que genera un mayor impacto de la enfermedad al tener que romper el ciclo de vida productivo.

“En estas enfermedades el control debe ser preventivo, porque el  curativo consiste en cirugía la que elimina las partes enfermas de la planta, llegando finalmente a producirse la muerte de la misma. Por ello el foco del control debe estar en la prevención”, sostuvo el especialista Jaime Montealegre.

La profesora Pérez explicó además que “las plantas en algunos aspectos, se comportan en forma bastante similar a lo que sucede en el reino animal, por ejemplo, si la planta se estresa por falta o por exceso de agua, o por exceso de calor o de radiación solar u otros factores ambientales, se hace más susceptible al ataque de estos patógenos”.

En este marco, el tema de la prevención y de un adecuado manejo cobra mucha importancia para evitar la producción de estrés en las plantas de vid. De igual forma, la protección de los sitios donde se produce la penetración de estos hongos a las plantas (entre los que se encuentran principalmente las heridas de poda) mediante el uso de biocontroladores, constituye una estrategia ambientalmente amigable. 

Un proyecto que le apuesta al Biocontrol

El proyecto, que tiene una duración de dos años, es desarrollado por investigadores del Departamento de Sanidad Vegetal de la Facultad de Ciencias Agronómicas de la Universidad de Chile con la participación de investigadores del INRA Bordeaux de Francia y de la University of Stellenbosch de Sudáfrica.

Este proyecto lo que persigue es evaluar microorganismos que permitan controlar preventivamente estos hongos del género Botryosphaeria“, explica Montealegre.

Esta iniciativa, enfocada a combatir los hongos de la especie señalada mediante el control preventivo y biológico, es única a nivel país. Estos agentes de biocontrol, que permiten controlar el desarrollo de los patógenos, cuentan además con la ventaja de promover el desarrollo de las plantas y estimular sus mecanismos de defensa.

“Se puede tener un biocontrolador que en términos simples elimine al patógeno, pero en nuestro caso contamos con algunos organismos que junto con biocontrolar promueven el crecimiento; es decir la planta crece más vigorosa, tiene más follaje y más raíces. Más aún, también tienen la capacidad de inducir mecanismos de defensa; es decir, actúan como si se vacunara a la planta. Al aplicar estos compuestos, la planta genera  los llamados mecanismos de defensa y éstos tienen memoria, cuando la planta es atacada por un patógeno, recuerda y vuelve a sintetizar estos compuestos que van a ir a eliminar  nuevamente al patógeno”, explicó la Profesora Luz María Pérez.

Además de todos los atributos que tiene el biocontrolador, enfatizan los académicos permite eliminar la presión de los pesticidas químicos, logrando una agricultura más sostenible.

En Francia, al igual que todos los países de la Unión Europea sólo se utilizan biocontroladores. En tanto, en Sudáfrica hay varias empresas que están trabajando fuertemente en la producción de estos biocontroladores. Por su parte, los productos registrados en Chile en el SAG con relación a biocontrol, no están enfocados a estas enfermedades en particular.

“Es importante apuntar hacia allá, porque el mundo y los consumidores están exigiendo que se produzca con menos elementos químicos. En la exportación de vinos, de frutas es importante que respondamos a la exigencias de esos mercados”, señala la académica Pérez.

Seminario Internacional con Francia y Sudáfrica

El día 22 de abril se realizó el Seminario Internacional “Estrategias de Control de Enfermedades de la Madera de la Vid”, en la Facultad de Ciencias Agronómicas, actividad inserta dentro del desarrollo del proyecto de investigación financiado por el Fondo de Fomento al Desarrollo Científico y Tecnológico (FONDEF), denominado “Desarrollo de una Herramienta Eficaz de Control Biológico con efecto protector elicitor contra infecciones causadas por Botryosphaeria spp. en Vitis vinífera”. Este seminario tuvo una asistencia de 104 personas, entre académicos, investigadores, viticultores, profesionales y técnicos ligados al área, y estudiantes.

Además, contó con presentaciones de los académicos e investigadores Jaime Auger, Jaime Montealegre y Luz María Pérez; quienes junto con exponer la situación y  experiencia de Chile, dieron a conocer los resultados preliminares del proyecto en el ámbito del manejo integrado de estas enfermedades, con énfasis en el control biológico.

Por su parte, los invitados internacionales fueron Patrice Rey de INRA, Bordeaux, Francia, quién expuso la presentación titulada “Estrategias de control de enfermedades de la madera de la vid en Francia”, y François Halleen de la University Of Stellenbosch de Sudáfrica, quién presentó “Una perspectiva Sud Africana sobre las enfermedades de la madera en vid: control biológico y perspectivas futuras”.

El 23 de Abril se realizó un segundo seminario, esta vez en la localidad de Molina, VII región, que contó con la asistencia de 41 personas. Ambos seminarios contaron con el apoyo de Viña Santa Rita, SOLMAX S.A., y la Viña Errázuriz S.A. y con el auspicio de Viña San Pedro y de la empresa Bioamérica S.A.

Al entrevistar al Dr. Francois Halleen, investigador extranjero invitado a los seminarios y  que participa del proyecto que lidera el Profesor Montealegre, destacó lo siguiente:

El seminario estuvo bien organizado, bien atendido y fue un placer para mí participar como expositor. Estuve muy impresionado por el alto nivel de las preguntas formuladas por los productores durante el seminario y también durante las visitas a los viñedos específicos. La colaboración internacional es de vital importancia para llevar a cabo la investigación de alta calidad. La colaboración conduce generalmente a vínculos de largo plazo, que es un beneficio para todas las partes involucradas. Durante mi visita, con el Profesor Montealegre conversamos nuevas oportunidades de colaboración entre la Universidad de Chile, el INRA y mi instituto ARC Infruitec-Netvoorbij y la Universidad de Stellenbosch. Las enfermedades de la madera son una amenaza importante para la producción de la vid sostenible en Chile, Sudáfrica, Europa y para la mayoría de los países donde la viticultura es parte importante de la economía local. En este contexto, el control biológico se ha convertido en uno de los aspectos más importantes de una estrategia integral para combatir las enfermedades de la madera de la vid. “, sostuvo François Halleen de la University of Stellenbosch de Sudáfrica.

Durante su estadía en Chile, los profesores extranjeros junto a los investigadores del proyecto, visitaron y pudieron conocer la experiencia de Viña Santa Rita, de Viña Errázuriz y de Viña San Pedro en Molina con relaciónal manejo que realizan actualmente de las enfermedades de la madera de la vid.

“El Acercamiento con las viñas nos abre una puerta para poder interactuar más y poder plantear proyectos que son de interés para el sector productivo, que manifestó mucho interés en los contenidos abordados en el Seminario”, señaló el Profesor Montealegre.

Por su parte  el Dr. Patrice Rey sostuvo que “el Seminario y las visitas a los viñedos fueron muy fructíferos en términos de intercambio. Diversos problemas registrados en Francia y en Chile son idénticos. Un viticultor chileno me interpeló positivamente en su señalamiento, dijo “ya que este problema es mundial, una investigación a nivel internacional debería implementarse”. Ciertamente tiene razón y mi deseo es que la profundización de las relaciones entre la Universidad de Chile y el INRA participen de este proceso internacional”.

 
Seminario Internacional "Estrategias de control de enfermedades de la madera de la vid", sala Roberto Opazo, Facultad de Ciencias Agronómicas, Universidad de Chile. Santiago, 22 de Abril.
Seminario Internacional "Estrategias de control de enfermedades de la madera de la vid", sala Roberto Opazo, Facultad de Ciencias Agronómicas, Universidad de Chile. Santiago, 22 de Abril.
Visita a terreno Viña Santa Rita, Alto Jahuel, 21 de Abril.
Visita a terreno Viña Santa Rita, Alto Jahuel, 21 de Abril.
Visita a terreno Viña Santa Rita, Alto Jahuel, 21 de Abril.
Visita a terreno Viña Santa Rita, Alto Jahuel, 21 de Abril.
Lesión en planta de vid cv. Cabernet Franc provocada por hongos de la madera de la vid.
Lesión en planta de vid cv. Cabernet Franc provocada por hongos de la madera de la vid.
Compartir:
http://uchile.cl/g111358
Copiar