Estructura

Dirección Académica y Estudiantil

Las reformas y los cambios que se están generando en la educación superior, tanto en Europa como en varios países latinoamericanos e instituciones nacionales, no constituyen un proceso aislado, llevado adelante por algunas universidades, sino que responde a los nuevos escenarios a los que se tienen que enfrentar las nuevas generaciones de estudiantes. Debe reconocerse que los procesos de cambios tampoco surgieron de la propia educación superior, sino que nacieron, más bien, como una respuesta a los profundos cambios científicos, tecnológicos y políticos del entorno.

Así enfocado todo el proceso educacional, se pueden resumir los objetivos que persiguen estos cambios:

  • Asegurar que los sistemas educativos preparen a los egresados con una gama de capacidades más amplia y diversificada para los variados empleos que la sociedad ofrece en la actualidad. Esta necesidad se genera a partir de la emergencia de un mercado laboral distinto al de hace algunos años y con la particularidad de ser cambiante.
  • La fuerte expansión numérica de las universidades, significa que ellas tendrán que desarrollar estrategias distintas para competir por el segmento de estudiantes mejor preparados egresados de la educación media. El financiamiento público de nuestras universidades, en una parte importante, depende del número de los mejores estudiantes que cada universidad capta y, por lo tanto, debe esperarse que esos egresados de la educación media serán capaces de discriminar y elegir entre aquellas instituciones que, no solamente les presten más atención a sus necesidades, sino también entre aquellas que les puedan ofrecer mayor flexibilidad y amplitud de opciones educacionales. Debemos reconocer que la Universidad de Chile, aun cuando se mantiene como la primera universidad del país, ha dejado de tener el monopolio de la educación superior a causa de la enorme oferta educacional, por lo cual existe una creciente preocupación acerca de las cualidades atractivas y de vanguardia que se debe ofrecer a la sociedad.

El cambio curricular de la carrera de Ingeniería Agronómica basado en los conceptos de competencias profesionales y transversales y de currículum integrado, es una de las innovaciones más atractivas que se encuentra actualmente en desarrollo.

Las competencias corresponden a la descripción de los conocimientos, habilidades y actitudes que debe poseer el egresado y que su formación debe proveer, para comenzar a desempeñarse profesionalmente. Estas competencias, es decir las habilidades y destrezas que la Facultad desea que sus egresados posean, deben identificarse previamente antes de proceder a la elaboración de un currículo de la Carrera. En esta tarea está empeñada la Comisión Currículo de la Facultad de Ciencias Agronómicas.

 

Compartir:
http://uchile.cl/g54598
Copiar

Enviar

Nombre Destinatario:
E-mail Destinatario:
Su nombre:
Su e-mail:
Comentarios: