Universidad de ChileFacultad de Ciencias Agronómicas

DEPARTAMENTO DE AGROINDUSTRIA Y ENOLOGÍA

<--inicio

BROMURO DE METILO: SUSTITUCIÓN O DISMINUCIÓN DE SU CONSUMO

Marco Schwartz, Marcela Sepúlveda, Liliana Villanueva, Edmundo Araya, Fernando Figuerola.

Facultad de Ciencias Agronómicas. Depto. de Agroindustria y Enología. Universidad de Chile; Fundación de Desarrollo Frutícola (FDF) ; Corporación de Investigación Tecnológica INTEC-CHILE

Fuentes de financiamiento: Fundación para la Innovación Agraria (FIA/Ministerio de Agricultura). Asociación de Exportadores, A.G.

Duración: 1993-2000

Introducción

El bromuro de metilo (BM) es un pesticida de amplio espectro, de mayor uso en todo el mundo, siendo Estados Unidos el mayor consumidor de este producto, ocupando cerca del 50% de la producción mundial. En Latinoamérica y El Caribe se utiliza principalmente en fumigación de suelos para la producción de cosechas de exportación de alto valor, entre ellas el tabaco, las flores, cultivos de viveros, hortalizas, frutas, cultivos ornamentales y otros productos frescos.

Diversos organismos mundiales han estado considerando el potencial peligro que significa para la capa de ozono la contaminación con bromuro de metilo (BM). El Protocolo de Montreal, acuerdo internacional para la limitación en el uso, fabricación y venta de compuestos halogenados y bromados, con 149 países firmantes, entre los cuales se encuentra Chile, plantea el cuestionamiento del uso del BM.

Si bien es cierto los científicos últimamente se han puesto de acuerdo en que la contaminación natural proveniente de los océanos oscila entre un 75% y un 90%, del porcentaje restante, el área agrícola es responsable del 85%, donde la esterilización de suelos es su uso más relevante (aproximadamente 80%).

El BM está siendo seriamente cuestionado por sus potenciales efectos nocivos en la salud humana. Esto, sumado al hecho de su posible acción en la destrucción de la capa de ozono y a la tendencia de los consumidores a preferir productos menos expuestos a agroquímicos, hace necesario la búsqueda de tecnologías alternativas para su uso o de reducción de las emisiones hacia la atmósfera.

Asimismo, es necesario tener en cuenta que el comercio internacional de productos agrícolas, obliga al uso de tratamientos cuarentenarios para evitar el ingreso de plagas foráneas, práctica que es demandada por ciertos países importadores, EE.UU. y Japón, entre ellos, por ejemplo, el tratamiento fitosanitario cuarentenario obligatorio para el ingreso de la uva chilena al mercado de los Estados Unidos es la fumigación con BM, ya sea en Chile o en destino.

Objetivos

1. Análisis de las opciones disponibles en lugar del tratamiento con bromuro de metilo.

2. Proposición y evaluación de un plan estratégico para la industria frutícola chilena para que - si

fuese indispensable- continúe fumigando fruta.

3. Investigar alternativas tecnológicas al uso de bromuro de metilo como tratamiento

cuarentenario.

Resultados obtenidos y/o esperados.

El cuestionamiento del bromuro de metilo, principal fumigante de productos agrícolas a nivel mundial, ha obligado a la búsqueda de alternativas, para evitar la contaminación atmosférica mediante la descomposición química del bromuro de metilo, su reciclaje y el uso de filtros absorbedores.

El BM no es tan tóxico para la mayoría de los insectos como algunos fumigantes. Sin embargo, sus propiedades tales como la facultad de penetrar rápida y profundamente en materiales absorbentes a la presión atmosférica normal, su rápida disipación, la tolerancia de las plantas a su uso, además de no ser inflamable ni explosivo en circunstancias normales, lo hacen un fumigante eficaz, en muchas aplicaciones y uno de los más utilizados en la actualidad. De ahí que exista una gran inquietud en el sector agrícola ya que su reemplazo por otro compuesto químico, igualmente eficaz, no se vislumbra.

La eliminación del uso de bromuro de metilo es un complejo desafío que vendrá con la reglamentación de los pesticidas. Antes que este fumigante, tan ampliamente utilizado, sea cancelado, se deben resolver materias difíciles tales como la actual contribución del BM a la agricultura, la destrucción de la capa de ozono (tema de debates científicos), los costos económicos, ambientales y de salud de las alternativas propuestas, y cómo mitigar el impacto económico de su eliminación.

Las alternativas que han sido planteadas incluyen la adsorción, recuperación y/o reciclaje del BM para reducir las emisiones de las cámaras de fumigación. En este sentido la tecnología recomendable que reúne las opciones señaladas, parece ser el uso de la unidad Bromosorb, equipo canadiense registrado por Halozone que puede ser adosado a la cámara de fumigación y que ha sido desarrollada y probada en EE.UU., con resultados satisfactorios en la recuperación y reuso del fumigante. Un equipo de esta naturaleza se está evaluando en una central frutícola; los resultados indican que después de varios ciclos de adsorción y desorción, el porcentaje de recuperación fue menor del esperado, alcanzando entre 86 y 87% en un tiempo de 20 minutos. En cuanto a la concentración de bromuro de metilo en la cámara de fumigación , después de 5 ciclos, llegó a 616 ppm en 60 minutos (94,4% de adsorción). Aún quedan preguntas por responder sobre esta tecnología.

Otra técnica que podría ayudar a solucionar el tema del uso del BM, en el futuro, es la aplicación de radiaciones ionizantes. Sin embargo, esta alternativa aún requiere de mayor investigación.

Se hace referencia a los factores claves para la eliminación del uso de BM en Latinoamérica, dado que cualquier restricción comercial potencial relacionada con el uso de BM es de gran importancia para los países del Artículo 5, que dependen de las exportaciones de productos que requieren este fumigante.

A fines de 1995, se participó en una reunión organizada por Naciones Unidas (PNUMA) para fijar la posición de América frente al Protocolo de Montreal. Además se constituyó, ese mismo año, un Grupo de contacto sobre BM en Chile constituido por la Universidad de Chile, CONAMA, Ministerio de Agricultura, Asociación de Exportadores, INIA y Ministerio de Relaciones Exteriores. Como resultado del accionar de este grupo, se han estudiado estrategia-país a seguir, en particular en el tema de la fruticultura y que han sido representadas en las reuniones del Protocolo de Montreal.

En 1996 fue editada la monografía Tratamiento de la emisiones de bromuro de metilo en cámaras de fumigación (350 pág.), en la que se describe por un lado, los usos del BM en América, como fumigante de suelos y para tratamientos cuarentenarios, y por otro, los métodos y productos alternativos para este agente. También se discute los elementos claves para la eliminación del uso del BM en Latinoamérica y su plan estratégico para la fruticultura chilena. Actualmente, Naciones Unidas (PNUMA) está considerando la edición de este documento para distribuirlo entre otros países interesados en este tópico.

Es necesario consignar que el Protocolo de Montreal exceptuó del control la fumigación con BM las operaciones de preembarque y cuarentena. Desde esta óptica, los tratamientos cuarentenarios aplicados a la fruta, que importa EE.UU. desde Chile, podrían continuar, si así lo exige este país. Sin embargo, si en el país del norte se prohibiera el uso del BM a partir del año 2001, no podríamos fumigar en destino.

En resumen, es necesario destacar nuevamente la importancia que tiene este tema para Chile y es por ello que es conveniente disponer de información actualizada, materia de la cual se ocupa este trabajo.

Sitio desarrollado por SISIB - Universidad de Chile